Un espacio para la difusión de las actividades artesanales y artísticas
PAGINA PRINCIPAL
EDIC. ANTERIORES
CURSOS
NOVEDADES
DIFUNDA SU EVENTO
SITIOS RECOMENDADOS
QUIENES SOMOS
SUSCRIPCIONES
CONTACTENOS
 
Crecer Poles y Cia
Crecer Poles y Cía. Dpto Artistico
crecerpoles.com.ar
La Artistica Industrial
Fabricación de bizcocho cerámico
Camarones 2760, Capital Tel: 4582-4507


Mayo 2006

Patricia Martín, macramé

Una cuestión de nudos


El antiquísimo arte textil de tejer haciendo nudos revive en las manos de esta artesana que combina texturas y materiales para realizar sus exquisitas creaciones.

Hacer nudos fue una de las primeras manifestaciones culturales del hombre. Después de romper y pulir piedras, necesitó fibras vegetales o ligaduras de cueros de animales para asegurar las puntas de flechas y de lanzas. Hizo nudos, inventó nudos y sin saberlo aún dio el primer paso de un arte textil complejo, útil, delicado y exquisito que miles de años después se conocería como macramé. Nadie sabe a ciencia cierta cuando y donde se inició y se perfeccionó esta forma de tejer con nudos, pero en las ruinas de laantigua ciudad asirio de Nínive, en la actual mesopotamia iraquí,los arqueólogos encontraron los primeros testimonios de esa artesanía primigenia que Patricia Martín enseña en Artesanías Cabrera, en el llamado Palermo Soho.

Desde aquel tiempo remoto hasta ahora han cambiado los materiales, los diseños y seguramente se amplió la variedad de nudos que pueden utilizarse para confeccionar una obra, pero los instrumentos para iniciarse en este arte no han sufrido mayores modificaciones: sólo hilos, tijeras, un par de manos habilidosas y mucha paciencia para anudar con delicadeza siguiendo un patrón determinado. Ese es el camino básico que Patricia enseña a quienes están dispuestos a internarse en ese caos perfectamente organizado de hilos que se irán combinando lentamente para formar la malla que terminará en algún objeto utilitario o simplemente decorativo como carteras, llaveros, colgantes, cinturones, chales, chalinas, cortinas, etc.

Como explica Cristina con la pasión y el empeño didáctico que le confiere su doble rol de artesana y profesora, el macramé ofrece una infinita variedad de combinaciones y de aplicaciones solo limitadas por la imaginación y el talento de quien boceta el diseño y lo recrea con el empeño de una arañita laboriosa.

Un largo camino

Ella se asomó a este arte textil desde otro también muy añoso, como el tejido en telar. Pero luego de una vasta experiencia que alguna vez la llevó por el circuito de las ferias artesanales y a intervalos prolongados por otras ocupaciones, volvió hace unos años a esta actividad que tiene ahora la ventaja de una oferta de hilos un poco menos variada que sus aplicaciones del tejido. Esa es un incentivo extra, porque diferentes texturas pueden combinarse para producir novedosos diseños y productos de mayor calidad que los que las abuelas hubieran podido imaginar. El déficit, en cambio, sigue siendo literario. Por lo menos en español, el macramé es como si fuera un arte iniciático donde los secretos se transmiten celosamente de generación en generación en forma práctica, porque los libros escasean y sus autores también. Por supuesto que Patricia tiene los conocimientos y el talento más que suficiente como para que sus diseños y sus creaciones se conviertan en ejemplos consumados de esa antiquísima artesanía que el hombre inventó por imperiosa necesidad y que hoyse ha transformado en una incomparable muestra dela evolución de su espíritu innovador.

Otros artículos publicados en éste número:
Jornadas en el Marq
Mandala, el disco de la vida
Walter Javier Melo, orfebre
Máquinas que facilitan el trabajo con vidrio
Carlota Petrolini - Creatividad a flor de piel
Mapa del arte de Palermo
Patricia Martín, macramé